RSS2.0

Prohibit als turistes

18/10/07

Us adjunto un article d'en Quim Monzó sobre el turisme a Venècia i també a Barcelona, escrit a La Vanguardia. Es planteja el conflicte d'ús entre turistes i residents i planteja una inicitiva que no coneixia: l'apertura d'un sistema de transport a la ciutat italiana que està vetada als turistes. Què en penseu?.

Más allá de la Venecia de esa Bienal que propicia espectaculares meteduras de pata, hay una Venecia que trabaja en medio de ese hervor turístico que siempre dificulta la vida cotidiana.

Algún siglo antes que muchas otras ciudades, Venecia fue de las primeras que vieron cómo su quehacer diario quedaba alterado por la presencia de forasteros fascinados por sus palacios en decadencia y sus canales pestilentes. Florencia y Roma completan el terceto de ciudades italianas en las que esa presencia masiva resulta evidente. Roma es la que mejor lo soporta, porque es un pulpo demográficamente enorme. Florencia lo pasa peor, con sus turistas de medio mundo y sus colonias permanentes de alemanes, americanos e ingleses, sobre todo estos últimos. A menudo, en los bares del centro de Florencia es difícil oír conversaciones en italiano porque en todas las mesas que te rodean se habla inglés. ¿Donde están los florentinos? Pues algunos ahí mismo, en el centro, ganándose la vida precisamente con el turismo. Pero muchos otros en las zonas de la ciudad más alejadas de los grandes monumentos. Sin mármoles ante los que extasiarse, los turistas no se interesan por las periferias. Aunque en el fondo sean la vida normal, vulgar, de la ciudad. Ellos no viajan a las ciudades para ver la vida normal, sino "lo que toca ver".

En los últimos quince años los barceloneses han aprendido bastante lo que es sentirse expulsados de su ciudad. Por ese motivo podrán hacerse cargo de lo que padecen florentinos y venecianos, y comprenderán a la perfección qué hay tras esa noticia que publica estos días la prensa italiana. La Repubblica,por ejemplo. Resulta que el municipio creará una nueva línea de autobuses fluviales (los vaporetti) exclusiva para los habitantes de la ciudad y que los turistas no podrán utilizar en ningún caso. El alcalde, Massimo Cacciari, está encantado: "Esto es algo único en el mundo. No hay ninguna otra ciudad que esté haciendo esto".

La línea irá desde el Piazzale Roma hasta la Piazza San Marco. El viaje costará un euro. En los otros autobuses fluviales cuesta seis. La agencia Reuters lo resume así: "Hartos de tener que abrirse paso a codazos entre los turistas para conseguir un lugar en los vaporetti, los habitantes de Venecia tendrán en el Canal Grande su propia línea exclusiva: sólo para ellos. Venecia, cuyos sesenta mil habitantes reciben veinte millones de turistas cada año, inaugurará la nueva línea el próximo enero".

Nuestros ediles ponen siempre como modelo las ideas innovadoras de otras ciudades turísticas, para aplicarlas a Barcelona. Dicen que hay que aprender de todas ellas porque muchas nos llevan décadas - o siglos- de adelanto y de experiencia. ¿Alguno de esos ediles tomará nota de esta noticia? Se me ocurren un montón de lugares y de servicios en Barcelona donde la nueva norma veneciana sería aplicable, para bien de los habitantes de esta ciudad.

12 comentaris:

Guenda ha dit...

No hay ninguna otra ciudad en Italia que haga esto. Y yo hablo como Fiorentina. Lo encuentro una necessidad por los habitantes de Venezia, poder salir de casa y saber que pueden llegar a destinación a la hora prevista.Realmente, en Firenze es así y yo siempre me he sentido casi expulsada de mi ciudad. Es que los turistas, son muy simpaticos, hablan idiomas diferentes y aportan mucha riqueza a nuestra economia. Pero...salir de casa, irse al centro porque es donde tenemos mas cosas por hacer, donde también a nosotros fiorentinos nos gusta más estar, y sentir aquella sensación de ser expulsado de tu ciudad, no es muy placentero.Pagar un café 6 euros en Piazza della Repubblica porque los turistas Americanos o japoneses hasta ahora los pagaban, o simplemente tener que pasar a través de un río de personas y personas imparable para poder cruzar Via Calzaioli y no llegar nunca ni al horno a comprar pan...
Quiero un gelato. Vale, pero no aqui al centro. carissimo y como minimo 20 minutos de cola. Siempre, en cada momento del año, no solo en verano como aqui en Costa brava! Costantemente!Ver que todo funciona en base al turismo y por los turistas...transportes, tiendas, tipo de comidas en los restaurantes. Precios!o encontrarse miles de Chinos o Japonese o Americanos fotografiando y fotografiando " Porfa dejarme pasar..."
Es muy estresante. De verdad. De hecho siempre en Firenze he trabajado cara al publico, por ese Turismo.Me gusta hablar idiomas, pero no se trata de los ritmos, se trata que te siente absorbido en una atmosfera de un tipo de Turismo que viene a ver los nodos que conocen por anticipación o porqué el circuito que están haciendo es 90.000 fragmentos o nod de Florencia en un día.Suele ser muy superficial el tipo de turismo que recibimos, es solo esto que reclamo y de hecho, cuando en el monton aparece algun turista mas de calidad y mas culto que realmente le interesa lo que hacen los fiorentinos en su ciudad si que se les agredece y se les reconoce...con un trato de cortesia más humano. Y es verdad, hay unas zonas, como al otro lado del río, Santo Spirito, donde la invasión no llega y estamos todos los fiorentinos y los turistas más integrados en los bares!

certificado ha dit...

Yo no entiendo lo siguiente:
1º.- Se intenta traer turistas a toda costa para sanear las arcas municipales y poder aumentar las infraestructuras de la ciudad. Pero cuándo eso ya está hecho se les evita cómo la peste.
2º.-¿Cuánto ha bajado Italia en general en número de turistas?.
3º.- ¿No estamos en España más propensos que en Italia a cuidar el turismo?. Y esto va sin ánimo de ofender a los italianos que me lean.

Si no queremos a los turistas y sus "capitales monetarios", ¿qué hacemos en esta facultad?

Me gustaría que alguien me lo explicase. Gracias

Guenda ha dit...

Juan yo no se si en España estamos más propensos o no (creo que sí) yo solo me he desahogado(y entiendo de verdad porqué que hayan puesto transportes privados a Venezia aunque suene muy raro!!!) de un aspecto del turismo que está en el conflicto residentes-turistas.
Puede que me conforme o me encuentre más actraida hacía otros tipo de hacer turismo, que el turismo massivo en una ciudad y te repito...lo que me duele es que las mayoría de las veces los grupos que visitan ciudades Italianas , por ejemplo hacen toda Florencia en 1 día, corriendo contro el tiempo...es la sensación que se percibe del turismo, viviendo ahi desde siempre(más o menos..) sencillamente es esto.Este es el aspecto negativo.

Guenda ha dit...

Y el tipo de turismo que tenemos aqui en Costa Brava de momento me cansa menos, puede que sea porqué llevo aqui muy poco tiempo viviendo,y todo es una novedad, o porqué es una localidad de mar y la manera de hacer turismo es diferente...o puede que un día me de cuenta que quiero cambiar de trabajo(?)porqué estoy cansada de trabajar en esto..Quien sabe???
Lo unico q se es que estaba bastante agotada de trabajar en turismo alla en Florencia. Y nunca he evitado turistas como la peste!Todo el contrario..y puede que mi agotamiento venga de aqui.
Arrivederci!

Meriflowers ha dit...

Doncs mireu resulta que surto cap a Florència el dijous que ve i hi seré fins el dilluns 29, només son 4 dies però em fa molta il.lusió anar-hi, ara després d'aquests comentaris encara m'il.lusiona més.
Serà la primera vegada que trepitjo Itàlia, tothom m'en ha parlat molt bé i no he trobat cap comentari del pal:" esta atestat de turistes!, no pots ni passar pels carrers!, un cafè 6 euros!!!"...
En fi, espero poder explicar-vos la meva experència, i suposo que si es parla d'això als diaris és perquè el problema existeix de veritat.

Guenda ha dit...

Meri....yo también estaré ahí esos días!!!!
Estas de vacaciones: te va encantar!!!!


Ciao

certificado ha dit...

Guenda.- Dónde hay turismo hay agotamiento, pero nadie da algo a cambio de nada. No se pueden tener solamente las ventajas. Si el turismo mueve cantidades ingentes de capital, no podemos querer que no haya turistas. ¿Cómo haríamos entonces?. ¿Abriríamos una cuenta "turística" en un banco para que la gente depositase dinero sin visitar el lugar?.
Dónde hay gente, hay conflictos.
Y eso no tiene nada que ver con Florencia. Es general. ¿No me dirás que en la Costa Brava no hay aglomeraciones?.
Es más, Florencia es una ciudad encantadora. A mí personalmente es la que más me ha gustado de Italia.

Por cierto meriflowers estoy seguro de que te encantará.

Francesc ha dit...

Comentan l'article a mi em sembla perfecte¡¡ una cosa és cuidar el turisme i una altra és cuidar-lo sense pensar amb la gent que hi viu. Són gent que fa vida allà i necessita (com tots)espai alhora de fer la seva vida i facilitats per conviure-hi. Crec que la ciutat fa bé de promocionar aquest transport i espero que funcioni a la perfecció.
Hauríem d'aprendre d'aquestes coses aquí perquè hi han moltes zones de la Costa Brava que pasa tot el contrari, el turista sembla el que hi viu i l'habitant el que està de camí.

rosi ha dit...

L'any passat vaig estar a Venècia. Realment la bellesa de la ciutat es basa en l'experiència típica veneciana de pujar en un vaporetto i passejar per els canals, o amb les gondoles. Crec que es una bona opció per la gent resident que tinguin la seva pròpia linia. S'ha de tenir en compte que la supervivència de la ciutat està lligada a la supervivència de les seves aigues i que l'atractiu turístic dels canals amb les vaporettos i les gondoles són els pilars econòmics de la ciutat, per tant seria un error prohibir als turistes pujar al vaporreto o les gondoles.
I afirmo i es una llàstima que aquesta massificació de turistes que hi ha a la ciutat ha causat la pèrdua " d'identitat de la ciutat"; els preus s'han encarit, i milions d'habitants emigren a altres llocs. Un turisme del qual els comerços no es senten orgullosos perque com que els preus són alts,s'acaben emportant els entrepansi les begudes dins les moxilles, i ni prenen un café al centre ja que es impensable.
I em pregunto jo si la solució seria adoptar mesures per desongestionar la ciutat.., pero quines podrien ser aquestes mesures??

DonAire ha dit...

Curiosament, s'han creat dos extrems. D'una banda, aquells que pensen que el turisme té uns costos que s'han d'assumir; si no ho fem, no podem aspirar a ser llocs turístics. Sembla raonable. D'altra banda, els qui pensen que els drets de la població local han de ser preservats per sobre dels interessos turístics. Qui pot dir que no?. Però... si hi ha una indústria, els fums els pateix tota la població. I si hi ha una autopista, és tota la localitat qui surt perjudicada. És a dir, la major part de les activitats turístiques tenen un cost (social, ambiental...).

La pregunta és... són aquestes dues postures irreconciliables?. No hi ha un camí del mig?

certificado ha dit...

Ninguna postura es irreconciliable si hay interés de un entendimiento entre ambas partes mediante el reconocimiento común sobre la trascendencia económica y social del turismo.
"Está la viuda de Zapatero en el entierro de Aznar... - Y no me acuerdo como sigue, pero el comienzo de la historia es cojonuda". Este sería el ejemplo si no hay reconciliación

Unknown ha dit...

Em sembla molt bé que facin una línia només per la gent resident de Venècia. Fa 3 anys hi vaig estar-hi i vaig anar amb la vaporetto i la veritat és que no s'hi cabia! Em va donar la sensació d'estar embotellada allà al mig de tanta gent! Així que comprenc com es deuen sentir els venecians cada dia al sortir de casa seva i no poder disposar d'una plaça d'autobus o anar-hi sembre ben apretats. També em sembla bé que el preu sigui més barat del que paguen els turistes, ja que ells utilitzaran aquest servei cada dia.